3-2-1-Veam-backup

Cómo configurar la regla del 3-2-1 en nuestro Veeam

Una de las reglas básicas de la protección de nuestros datos es tener siempre un punto de restauración disponible cuando nos haga falta… lo sé, puede sonar demasiado obvio, pero por la experiencia sé que con un sistema de copias tradicional normalmente cuando sufrimos una pérdida de datos la última copia no es funcional y nos toca viajar al pasado de nuestras copias para encontrar una de la que podamos sacar los datos íntegros.

Tal y como nos explicaron en el último VeeamON Tour de Madrid, la regla del 3-2-1 para hacer un backup se le ocurrió a Peter Krogh, un fotógrafo que escribió estas sabias palabras:

hay dos tipos de personas: aquellos que ya han sufrido un fallo en el almacenamiento y aquellos que lo van a sufrir.”

Preocupado por la posible pérdida de su trabajo almacenado digitalmente Peter tuvo en cuenta tres premisas que definen la regla del 3-2-1 la cual todo sea dicho a mí me deja dormir más tranquilo por las noches desde que la conozco y la implemento:

Premisas 3 2 1 Backup

  • Guardar como mínimo tres backups de nuestros datos
  • Almacenar las copias en al menos dos soportes físicos distintos
  • Tener siempre un backup “offsite”

3 2 1 Backup con Veeam, configurar 3 2 1 Rule con Veeam

Dicho lo dicho, esto lo podemos realizar cualquier sistema de copias, la ventaja que nos da Veeam Backup sobre el resto de sistemas es que ha sido diseñado con este propósito, por lo que nos ofrece las herramientas necesarias para aplicar esta regla sin someter a nuestros hosts a cargas innecesarias.

Dentro del software de Veeam Backup tenemos 3 herramientas básicas para cumplir esta regla:

  • Backup
  • Backup Copy
  • Replication

La idea es realizar una sola copia de nuestras VMs en producción y a partir de la misma sacar las copias adicionales e incluso las réplicas para tener redundancia de copias y de VMs. Para ellos lo primero que tenemos que configurar es una tarea básica de backup copy vacía, para eso seguimos los siguientes pasos:

backupcopy3-2-1-1

Le ponemos el nombre a la tarea y pinchamos en next:

backupcopy3-2-1-2

No seleccionamos nada en esta pantalla y pinchamos en next:

backupcopy3-2-1-3

Elegimos un repositorio externo a nuestro host, configuramos la política de retención (se supone que al ser un repositorio externo debe ser disco “barato” por lo que podemos crear un histórico muy amplio como el que aparece en el ejemplo, nos aseguraría copias de los últimos 7 días, 4 semanas, 3 meses, 4 semestres y 5 años). Pinchamos en next:

backupcopy3-2-1-4

No tocamos nada en esta pantalla a menos que tengamos una versión Enterprise de Veeam y queramos sacarlo a un repositorio externo por nuestra WAN

backupcopy3-2-1-5

Dejamos el “Schedule” como completo:

backupcopy3-2-1-6

Y creamos la tarea. Una vez realizado esto, pasamos a configurar la tarea de copia, la única que debe afectar al rendimiento del Host:

backup3-2-1-1

Le ponemos el nombre a la tarea y pinchamos en next:

backup3-2-1-2

Seleccionamos las VMs que queremos copiar:

backup3-2-1-3

Configuramos el repositorio, en este caso aconsejo utilizar disco del servidor, solo se van a realizar siete copias en este disco y es el repositorio de restauración que más utilizaremos, ya que el del backup copy job se utilizara solo cuando nos haga falta tirar de histórico o en caso de pérdida total del host. Seleccionamos un destino secundario para nuestra tarea y pinchamos en next:

backup3-2-1-4

En esta pantalla añadimos la tarea de Backup Copy Job que acabamos de crear:

backup3-2-1-5

Aunque aquí no lo he seleccionado, es muy recomendable activar el “Application-aware processing” para mantener la consistencia de nuestras aplicaciones en las copias:

backup3-2-1-6

Configuramos el “Schedule” y creamos la tarea

backup3-2-1-7

Ahora mismo ya tendríamos configurado la mitad de nuestra regla del 3-2-1, ya que cumpliríamos los siguientes puntos:

  • Guardar dos backups de nuestros datos (nos faltaría uno)
  • Almacenar las copias en al menos dos soportes físicos distintos
  • Todos nuestros backups estarían en nuestro sitio de producción.

Para solventarlo, vamos a utilizar la última de las herramientas que os he comentado, la replicación. Con ella vamos a sacar una réplica de nuestros servidores a un repositorio “Offsite” y lo vamos a realizar desde los repositorios de copias para evitar sobrecargar el host con más carga:

replica3-2-1-1

Le ponemos el nombre a la tarea y pinchamos en next:

replica3-2-1-2

En esta pantalla, pinchamos sobre “Source”, y seleccionamos el repositorio de copias desde el que queremos que se haga la replica, en este caso he seleccionado el repositorio externo al host, pero se podría hacer también con el del host:

replica3-2-1-3

Una vez hemos modificado el “Source”, desde el botón “Add” añadimos la VM del host que previamente hemos copiado:

replica3-2-1-4

Seleccionamos el host de réplica del sitio de DR (como sabéis tiene que estar añadido al Veeam como servidor de HyperV para poder configurarlo) y la carpeta donde queremos realizar las réplicas. Por comodidad, este servidor está conectado por un túnel de capa 2 entre el sitio de producción con el sitio de Disaster Recovery, por lo que es visible desde la red del Veeam Backup:

replica3-2-1-5

Seleccionamos el repositorio para los metadatos y el número de puntos de replica que queremos conservar:

replica3-2-1-6

No tocamos nada en esta pantalla:

replica3-2-1-7

Seleccionamos el mejor horario para sacar la réplica (hora en la que menos consumo de WAN tengamos y creamos la tarea:

replica3-2-1-8

Con esto ya cumpliríamos la regla del 3-2-1, existen muchas variables para configurar esto de forma diferente y Veeam nos da otras herramientas como el replica seeding para realizar de forma más ágil la replicación inicial a través de la WAN.

Como os comento este es un ejemplo básico, aunque bastante efectivo de asegurarnos tener varias copias en nuestro sitio de producción y en nuestro offsite con una sola licencia de Veeam, un repositorio interno y otro externo.

Si no disponemos de un host offsite, existen proveedores que nos ofrecen los servicios de Veeam Cloud para poder almacenar las copias en la nube como un repositorio más de nuestro propio Veeam.

Espero que lo pongáis en práctica, como os he asegurado antes, dormiréis mejor.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir